El escritor marplatense Pablo Castro* nos propone un riquísimo recorrido por el libro de cuentos de su colega Sergio Bizzio, que publica Interzona.

Vuelve el Chef literario con el objetivo de que disfrutemos de un manjar en forma de libro titulado Tres marcianos. En esta ocasión, el autor del plato es Sergio Bizzio y la editorial que lo saca del horno, Interzona. Tres marcianos fue publicado en 2020. Consta de tres cuentos que en total componen 81 páginas. Cabe destacar que Sergio Bizzio hace verdaderos platos de autor. Ha escrito bocattos di cardinale, como las novelas Rabia (2004), Era el cielo (2007), o libros de relatos como Chicos (2012), entre muchos más.

Así que, sin más preámbulos, vayamos a la receta de los tres cuentos que conforman este libro:

El primer cuento es “El monte volador

-Mezclar en un bol dos mujeres que quieren comprar un campo;

-Agregar al dueño del campo.

-Adherir un paisaje pampeano.

-Batir unos alienígenas que se transportan en una nave con forma de un bosque.

-Incorporar pizcas de una confusa separación entre realidad y fantasía.

-Condimentar con la generación de verosimilitud en los lectores.

-Añadir al final cantidad necesaria de misterio.

Luego continúa “La propiedad

-En una bandeja, colocar un extraterrestre atrapado en una casa de un pueblo;

-Sazonarlo con personas del pueblo que pagan para verlo.

-Salpimentar a gusto con una zona pampeana.

-Condimentar con dilemas éticos sobre qué es un ser humano.

-Añadir 300 gramos de debates en torno a un secreto.

-Una pequeña pero sabrosa pista de misterio e incomprensión en el final.

El último relato es “El regreso

-Un litro de una re-escritura del cuento “El retorno” de Giovanni Papini, y, por ende, una referencia a Franz Kafka.

-Añadir un astronauta que, luego de dos años, vuelve a su hogar en Ramallo, Santa Fe.

-Mezclar con una esposa que, según el astronauta, no es su verdadera mujer, sino una farsante.

-Revolver mientras incorporamos 150 gamos de la confusa división entre realidad y fantasía.

-Condimentar con posibles modos de resolver el enigma.

-Incorporar un final con misterio.

Estos tres platos forman uno. Pero no sólo por el paisaje de campo pampeano, o la presencia de extraterrestres, o las prosa clara y concisa de Bizzio, sino porque Tres marcianos es un verdadero bocatto de cardinale, que se disfruta desde el primer bocado hasta el último. Donde, quizás, el último bocado sea el fundamental, ya que, como el lector notará, cada final implica una dosis de mayor misterio, de mayor incomodidad incluso. Los finales de Bizzio nos conmueven, nos dejan sabores que serán difíciles de descifrar, con aromas intensos. El final de cada relato bien podría no haber sido un final, pero la maestría del autor hace que los cuentos allí terminen. Y, si bien terminan, son esos platos que uno querrá volver a probar, así que más les conviene tener en su biblioteca a mano siempre Tres marcianos.

*Pablo Castro es escritor y licenciado en Psicología. Su libro de cuentos Carne de Aleph fue publicado en 2017 por Peces de Ciudad ediciones. En 2018 publicó la novela El flaco que quería ser Perón junto a Editorial hInvisible.

Comentarios

comentarios