Siguen las sugerencias para que haya un libro al pie de cada arbolito. Y para ello recurrimos nuevamente a Libros de la Arena, nuestros recomendadores seriales que nos propusieron cinco títulos indispensables para quienes gustan de regalar y regalarse narrativa contemporánea, y acá recopilamos y reunimos las sinopsis de cada uno de ellos:

El origen de la alegría, de Pablo Ramos (Alfaguara)

Gabriel Reyes, el recordado protagonista de El origen de la tristeza, vuelve con una historia de viaje y de duelo: su hermana menor muere de manera inesperada y Gabriel, roto, loco, desesperado, emprende una aventura que lo lleva de Buenos Aires a Rosario. Lo acompaña su entrañable amigo Alfredo, que lo conoce perfectamente y sabe anticiparse a los caprichos y deseos del narrador.

Durante ese viaje alucinado, Gabriel se encuentra con amigos, prostitutas, policías, una perra, un cura, un caballo, pero también con fantasmas del pasado: su primera novia, los amigos de la adolescencia, la madre de su hijo mayor.

Mientras trata de entender el porqué de esa inexplicable, lacerante ausencia, recurre a las drogas y al sexo, a la religión y a la amistad, en una novela inolvidable que nos trae de vuelta a uno de los personajes literarios más convocantes y leídos de los últimos años.

Cardiff junto al mar, de Joyce Carol Oates (Fiordo editores)

¿Cómo contar la violencia, y en especial la de los hombres sobre las mujeres? ¿Cómo representar las mil caras de la dominación, y algunas posibles formas de la resistencia? La obra de Joyce Carol Oates pareciera estar continuamente respondiendo, repensando estas preguntas, ensayando formas siempre resonantes de narrar lo inenarrable, ese núcleo de absoluto salvajismo que acecha, segundo a segundo, todas nuestras relaciones.

Cardiff junto al mar reúne cuatro novelas que regresan a personajes y conflictos clásicos del universo de Oates y superan con maestría, y con su estilo inconfundible, el desafío de insuflarles vida nueva: la joven que se choca de frente contra un trauma de la infancia sepultado en la memoria; la adolescente que busca cómo vengarse de sus acosadores; profesores que explotan la asimetría respecto de sus alumnas; maridos que asfixian a sus esposas, y esposas que conciben la más terrible de las represalias. Oates es implacable, imparable, tremenda; juega con nuestros nervios, nuestros estómagos, nuestra conciencia, y en la mejor tradición del suspense nunca da tregua.

El año del diluvio, de Margaret Atwood (Salamandra)

El año del diluvio es una novela de la autora canadiense Margaret Atwood, publicada por primera vez en 2009 y este año mereció una interesante reedición.  Se trata de la segunda entrega de la «trilogía de MADDADDAM», que se inicia con Oryx y Crake y se cierra con Maddaddam, una historia acerca de la sugestiva amistad entre dos mujeres en un medio hostil de límites extremos.

Las predicciones de Adán Uno, líder de los Jardineros de Dios ”consagrados a la fusión de la ciencia y la religión, así como a la conservación de la fauna y la flora”, se han hecho realidad, y el Diluvio Seco ha asolado el planeta y parece haber acabado con cualquier traza de vida humana. Entre los sobrevivientes de la gran catástrofe natural se encuentran Ren, una joven artista del trapecio encerrada en un distinguido club donde trabajan “las chicas malas más limpias de la ciudad”, y Toby, una mujer que se ha atrincherado en un balneario de lujo. Y mientras Ren y Toby deciden cuál será su siguiente paso, proliferan las nuevas especies transgénicas creadas por el hombre, que amenazan con destruirlo todo. 

Primera persona del singular, de Haruki Murakami (Tusquets editores)

Amores de adolescencia evocados con serena nostalgia, jóvenes apenas vislumbradas, reseñas de jazz sobre discos imposibles, un poeta amante del béisbol, un simio parlante que trabaja como masajista y un anciano que habla del círculo con varios centros…

Los personajes y las escenas de este volumen de relatos hacen saltar por los aires los límites entre la imaginación y el mundo real. Y nos devuelven, intactos, los amores perdidos, las relaciones truncadas y la soledad, la adolescencia, los reencuentros y, sobre todo, la memoria del amor, porque «nadie podrá arrebatarnos el recuerdo de haber amado o de haber estado enamorados alguna vez en la vida», asegura el narrador.

Un narrador en primera persona que, a veces, podría ser el propio Murakami. ¿Es entonces un libro de memorias, unos relatos con tintes autobiográficos o un volumen exclusivamente de ficción? Las y los lectores tendrán que decidir.

Érase una vez en Hollywood, de Quentin Tarantino (Resrevoir Books)

Érase una vez en Hollywood es el insólito debut de Quentin Tarantino en la literatura: una deliciosa y brutal primera novela. Con esta nueva muesca en su trayectoria propone, cómo no, nuevas reglas para el género de la novelización, pues logra voltear la historia que nos mostró en el cine. Todos los personajes, escenas y tramas que aquí ofrece, no solo expanden el universo fílmico de Tarantino, sino que presentan a un narrador con un talento excepcional.

Rick Dalton, un actor de televisión en decadencia, abocado al alcohol y en busca de un papel que lo redima, y Cliff Booth, su doble de escenas de acción y heroico veterano de guerra (con alguna que otra sombra), son los antihéroes de esta sorprendente novela, que va mucho más allá del final que vimos en el cine. Los acompañan algunos secundarios de lujo, figuras históricas, como Sharon Tate o Charles Manson, pero también otras inventadas e indiscernibles de las reales. Con todas ellas el autor construye un mundo único y original, irrepetible en ningún otro lugar salvo en su imaginación.

Las propuestas sobran. Lo que falta es empezar a envolver para regalo.

Comentarios

comentarios