Hay dos hermanos, los dos son escritores. Uno “experimental”, el otro de policiales. Uno de los hermanos dice haber matado. No sabemos muy bien a quién, pero sabemos que se trata de una mujer. No sabemos el móvil, ni sabemos si hay cuerpo. Sí sabemos que hay bastante literatura alrededor.

El hermano mayor y supuesto asesino confiesa su crimen y quiere que el autor de novelas policiales investigue el caso y lo escriba. Que lo narre en clave de ficción, que construya una historia, un relato con sustento en la realidad que él mismo construye para su hermano, su libro y su investigación.

Así  entramos a Putaparió, la nueva novela de Ezequiel Dellutri, editada por Vestales, que continúa la serie del policía Jeremías Gillette Jeremías, y donde nos metemos en la vida y la historia familiar de Simón León, el hermano menor, escritor de policiales.

Este libro aparece en un muy buen momento de Dellutri, ya que hace pocos meses resultó ganador del Premio Norma en el rubro juvenil por su novela Koi, donde también se aproxima a la cuestión de los vínculos entre hermanos, pero en clave de ciencia ficción.

En Putaparió hay un trasfondo que vuelve y se revuelve, hay un diálogo constante con las novelas que tienen a Gillette y Simón en una especie de dupla disfuncional de la investigación policiaca/literaria, y con un eminente autor (de crimen y libros) que, casi inaccesible, mueve los hilos, aparece y se oculta, y que simula ser capaz de generar el clima que respiran los protagonistas, a la manera del Fanshawe de Auster.

Las pistas, las evidencias, los pasos a seguir están escritos, tanto en la obra publicada de ese hermano mayor, como en el plano paralelo donde la investigación sucede, y  donde además suceden múltiples bifurcaciones, personajes, diferentes narradores y hasta dos obras de teatro.

Ezequiel Dellutri suma con Putaparió un caso excepcional a las andanzas de Gillette y la particular troupe de personajes que le circundan, que ya había explorado en otros títulos como Todo queda en familia, Nunca me faltes y  Malaventuranzas, entre otros, todos editados por Vestales.

@trianakossmann

redaccion@revistaleemos.com

Comentarios

comentarios