La Academia Sueca otorgó el Premio Nobel de Literatura al novelista nacido en Tanzania y radicado en el Reino Unido, Abdulrazak Gurnah, quien escribe y publica en lengua inglesa.

Su novela más difundida es Paraíso, que publicó en 1994 y que fuera nominada al Booker Prize y en el Whitebread Prize. Y, dentro de su obra, también obtuvieron gran circulación dos de sus títulos que vieron la luz en este siglo: By the Sea, de 2001 y Desertion de 2005.

Entre los argumentos del Premio destacan que “sus novelas se apartan de las descripciones estereotipadas y abren nuestra mirada a un África oriental culturalmente diversificada y desconocida para muchos en otras partes del mundo”, al tiempo que consideraron que su obra merece reconocimiento “por su penetración inflexible y compasiva de los efectos del colonialismo y el destino del refugiado en el abismo entre culturas y continentes”.

Cabe recordar que el nombre de Gurnah no figuraba entre las principales apuestas y que además tampoco responde enteramente a las especulaciones que orientaban la selección hacia un referente “no occidental”, aunque por la temática de su obra este asunto no quedó del todo pospuesto.

Gurnah nació en 1948 en Zanzíbar, estudió en la universidad nigeriana Bayero Kano y luego sacó un doctorado en la Universidad de Kent, en Inglaterra.

Su obra se ha traducido escasamente al español: En la orilla, editada en 2003 por el sello Poliedro; y Paraíso y Precario silencio, que publicó El Aleph.

Comentarios

comentarios