Es poco probable que Michael Crichton pudiera imaginar en 1990 -cuando publicó su primera novela Parque Jurásico– que esta historia iba a llegar tan lejos. Esta semana se estrena en los cines argentinos Jurassic World 2: el reino caído, quinta película inspirada en la saga de del best-seller norteamericano.

La imaginación de este autor se vio plasmada por primera vez en el cine en 1993 cuando Steven Spielberg le puso cara al millonario John Hammond y al grupo de científicos que se subieron a su helicóptero para aterrizar en una isla llena de dinosaurios.

A esa primera incursión, tanto literaria como fílmica, le siguió El mundo perdido, en la que Crichton retoma a algunos de los personajes de la primera novela y los hace volver a la pavorosa isla en Costa Rica, allí donde los reptiles no solo sobrevivieron, sino que además se volvieron más violentos e impredecibles.

A partir de allí, las tres películas que siguieron -Jurassic Park III, de 2001; Jurassic World, que se estrenó en 2015; y la que se estrena este jueves 21- se inspiran en estas dos novelas, pero ya no responden a la trama erigida inicialmente por el autor.

Jurassic World 2 fue dirigida por Juan Antonio Bayona y la protagonizan, al igual que la primera de esta nueva serie, por Chris Pratt y Bryce Dallas Howard. Pero además, marca el regreso al tema de los dinosaurios resucitados a Jeff Goldblum, que vuelve a dar vida al personaje del Doctor Ian Malcom.

La historia recomienza tres años después de que el parque temático fuera destruido -una vez más- por los dinosaurios fuera de control, y la isla terminara abandonada por los humanos.

Allí han quedado muchos dinosaurios sobrevivientes que se verán amenazados por una repentina actividad volcánica, y habrá que organizar una campaña de rescate para evitar una nueva extinción. Mientras intenta salvar a algún que otro dinosaurio cuasi-amaestrado, la joven pareja de protagonistas descubre a su vez una conspiración que podría generar un desorden peligroso a nivel mundial.

Aunque en muchas ocasiones las escenas de acción, con persecuciones, explosiones, rugidos estremecedores y escapes imposibles pueden parecer un tanto reiterativas, parece ser que los dinosaurios nunca pasan de moda, y los debates sobre ética y biotecnología que sostienen esta serie -gran mérito de la trama argumental de Crichton- la hacen atractiva para el público que, además y como ya sabemos, se renueva.

En este video, podés ver los tres trailers oficiales:

redaccion@revistaleemos.com

 

Comentarios

comentarios