Título: Desierto Sonoro

Autora: Valeria Luiselli

Editorial: Sigilo

Género: Novela

De qué va: Una familia a punto de desmembrarse emprende un viaje en auto por los estados del sur de Estados Unidos. Él realiza un archivo sonoro de los ecos de la conquista del oeste y la masacre de las comunidades apaches. Ella trabaja en un documental sonoro sobre los niños y niñas migrantes que quedan atrapados en la frontera entre Estados Unidos y México, algunas veces son deportados en grupos, pero generalmente no se tienen más noticias de ellos. En el asiento trasero, una niña (hija de ella) y un niño (hijo de él), descubren y se inventan la historia que los atraviesa.

Alta data: El libro fue escrito en inglés y traducido al español por la editorial. La autora mexicana y residente en Estados Unidos fue finalista del Booker 2019 y el Women’s Prize for Fiction. Fue la primera mujer en obtener el Premio Rathbones Folio, que la reconoció por esta novela cuyo título original es Lost Children Archive.

Buena interacción: La temática que aborda sobre la crisis humanitaria de niños y niñas indocumentados enviados a otros países sin el acompañamiento adulto -para lo cual muchas veces se contrata a pasantes o coyotes, como se los conoce en la jerga-, es un problema que desvela a Luiselli, quien ya había publicado el libro de ensayos Los niños perdidos (un ensayo en cuarenta preguntas), luego de una ardua investigación sobre el tema.

Libro que si: Es una novela para quienes gustan tomarse el tiempo necesario y detenerse en las escenas y detalles más contundentes. La primera parte del relato corre por cuenta de la mujer y aparece con una voz muy reflexiva, donde la situación de silencio en la pareja, el distanciamiento propio del desgaste, pero también por la diversidad de intereses y de proyectos a futuro, se reflejan con un ritmo y una cadencia muy bien logradas.

Libro que no: Si lo que se busca es adrenalina, por acá no es. No es una novela vertiginosa. A veces, incluso, hay que ponerla en silencio unos días y dejarla descansar para asimilar los trances de esos personajes y lo que revelan de nosotros mismos.

Signo de exclamación: Los miles de kilómetros que atraviesan, las experiencias en cada lugar, buscando sonidos de un pasado lejano, la música que escuchan, los libros que leen, las fotos que toman: todo está ahí. El libro es un viaje, no sólo desde el punto de vista argumental. La tensión entre el movimiento y la quietud es uno de sus mayores fortalezas.

Recomendador: Librería libros de la Arena.

@trianakossmann

Comentarios

comentarios