Título: No es un río

Autora: Selva Almada

Editorial: Literatura Random House

Género: Narrativa (con mucho de poesía)

De qué va: dos hombres, Enero y el Negro llevan de pesca a Tilo, hijo adolescente de Eusebio, un amigo muerto. Mientras beben, cocinan, hablan y bailan, lidian con los fantasmas del pasado y con los del presente, que se confunden en el ánimo alterado por el vino y el sopor.

Buena interacción: Con No es un río, Selva Almada completa su trilogía de varones, inaugurada con El viento que arrasa y seguida inmediatamente por Ladrilleros.

Alta data: Almada forma parte de una generación de escritoras argentinas que pisa cada vez más fuerte en el escenario literario nacional e internacional. En 2019 recibió el First Book Award del Festival Internacional del Libro de Edimburgo por la traducción al inglés de El viento que arrasa (The Winds That Lays Wasted). Su obra ha sido traducida al inglés, francés, alemán, holandés, portugués, turco y sueco.

Signo de exclamación: como adelantamos más arriba, No es un río es un libro de narrativa pero está muy cercano a la poesía. Almada se luce brindándole al texto un tono y un ritmo singulares, casi como si tuviera respiración propia. La introducción de términos en guaraní y algo del habla del litoral le dan, además, una música particular.

Signo de interrogación: el título del libro juega con la atmósfera de irrealidad que impregna la novela. Se trata de un interrogante -qué es real y qué parece serlo- que acompaña al texto de manera permanente.

Libro que si: Almada utiliza una historia que podría considerarse pequeña y muy local para hablar de temas mucho más amplios como la amistad, la violencia machista y la relación entre las personas y la naturaleza.

Libro que no: La novela no está dividida en capítulos. Es un único texto, desde el principio hasta el fin. Almada afirmó que con esta estructura buscó asemejarla al dibujo de un río que fluye. Quienes gustan de las lecturas más fragmentadas quizás encuentren esto un tanto abrumador.

Alerta: la muerte sobrevuela constantemente el texto. Es decir, si estás buscando evadirte de la pandemia y su amenaza latente, quizás no sea el momento de leerlo.

Perlita: Almada contó que la novela partió de una anécdota que escuchó en una reunión: un hombre relató que había ido a pescar junto a unos amigos a una isla del Paraná y que habían sacado una raya gigante. Contó cómo se pescaba y que le pegó un tiro, hecho que le impactó fuertemente.

Dónde encontrarlo: Libros de la Arena.

Buscanos en twitter, facebook e instagram como @revistaleemos ¡Seguinos!

Comentarios

comentarios