Si este libro ha llegado a tu poder por error, ciérralo inmediatamente y huye. Si, no obstante, decides leerlo, piénsalo bien; ¡es un libro maldito!”

Como si realmente se tratara de un hechizo, la persona (grande, chica o mediana) que lee la frase anterior queda inmediatamente fascinada y lo único que quiere es llevarse el libro Genealogía de una Bruja a su casa: La original, atrevida pero por sobre todas las cosas bella propuesta del ilustrador Benjamín Lacombe, quien lo coescribió junto a Sébastien Perez.

Publicada originalmente en francés por Éditions du Seuil y por Edelvives en español, Genealogía de una Bruja es una caja regalo que incluye dos libros: La pequeña bruja y Brujas y Hechizos.

La pequeña bruja es el libro más tradicional y juvenil de la propuesta. Allí se narra la historia de Lisbeth, una niña que tiene el extraño don de acabar las frases que dicen los demás y que un día descubre que su querida abuela Olga es, en realidad, una bruja.

Lisbeth hace ese descubrimiento gracias a Brujas y Hechizos, un libro viejo y polvoriento que encuentra en el desván de la casa de su abuela. Se trata de un original recorrido por leyendas, mitos, hechos reales y tradiciones a lo largo de la historia protagonizados por brujas. Medusa, Yama Uba, Juana de Arco, Malvina, Mambo o Mona Lisa son algunas de las peculiares mujeres que recoge esta maravillosa genealogía.

Diseñado como un grimorio -como se conoce a los libros europeos de la Edad Media referidos al mundo mágico-, este tomo aporta el elemento original de la propuesta, al utilizar una estética y un lenguaje no tradicionales en los libros infantiles o juveniles, sin esquivar los detalles oscuros y hasta truculentos de las historias que narra.

En otras palabras, es un regalo excelente para niños, adolescentes o adultos. Con Genealogía de una Bruja cabezas abiertas, libres de prejuicios y sin miedo a lo diferente.

Comentarios

comentarios