@limayameztoy

Veinticinco años después de investigar, padecer y llegar a temer a Bernardo Neustadt, por aquel entonces uno de los hombres más poderosos del país, el escritor y periodista Jorge Fernández Díaz volvió a leer su texto y llegó a la misma conclusión a la que poco antes había llegado su actual editor: que lo que originalmente se había publicado como un libro de coyuntura se había convertido en un libro de historia, la descripción de “un mundo que existió y que ya no existe más”.

Jorge Fernández Díaz.

Así lo reconoció el propio Fernández Díaz en diálogo con Revista Leemos, durante una entrevista concedida como anticipo de la presentación de su libro “El hombre que se inventó a sí mismo: el lado B de la historia política argentina y los secretos de un personaje maldito” este lunes 18 de febrero en Mar del Plata, en el marco del ciclo “Verano Planeta 2019”.

Aunque la investigación que realizó sobre ese “personaje maldito” le acarreó más de un dolor de cabeza,  hoy Fernández Díaz  no oculta cierta admiración por el protagonista de su libro.

Entiendo que Neustadt fue una especie de Ciudadano Kane de la política -afirma Fernández Díaz-. En su momento describirlo fue todo un desafío porque tuve que manejar muchos matices: era una persona jodida pero que también era capaz de ayudar a mucha gente. Un genio y a la vez un mediocre. Todo eso en una misma persona. Por eso creo que su figura representa tan bien a la Argentina, con todos sus claroscuros”.

Según Fernández Díaz, esas mismas características pueden aplicarse al Neustadt periodista. “Yo creo que Neustadt fue subestimado -reflexiona el autor-. En nuestra era, lo contraponíamos con Jacobo Timerman, que era un periodista extraordinario, y al lado de él, Neustadt era un mediocre. Sin embargo creo que hay que separar las cosas. Es cierto que intelectualmente Jacobo era superior, pero en otros planos fue Bernardo el que lo superó a Jacobo”.

Portada del nuevo libro, reeditado y ampliado por Editorial Planeta.

Entre los méritos que el escritor le reconoce figura su inventiva. “Fue un precursor absoluto, un revolucionario -dijo-. Él inventó el gran negocio del periodismo político. De hecho me consta que hace 25 años este libro era leído afanosamente por muchos periodistas como una especie de manual de éxito. Y tampoco hay que olvidar su influencia política. El fue el ideólogo de los 90. Hasta entonces, ningún periodista había operado en ese nivel. El lugar al que llegó no tiene parangón, en algunos casos para bien y casi siempre para mal”

Como si fuera una revancha que le otorga la vida, Fernández Díaz está fascinado con poder hablar sobre Neustadt y sus distintas facetas. “Más allá de sus negocios non santos y su ambición sin límite, tenía una cosa buena y era que de verdad sentía pasión por la Argentina. Dedicada infinidad de tiempo a entrevistar a personas de los más variados orígenes con tal de entender el país”.

Todas estas caras de Neustadt están descriptas en el libro de Fernández Díaz, cuya nueva versión cuenta con un epílogo en el que el autor explica gran parte de lo sucedido en los 25 años posteriores a la escritura original, incluido el pedido de disculpas que el propio Bernardo le presentó, durante  un encuentro tardío y melancólico.

Todos estos aspectos, sumados a un ritmo novelesco que hoy sorprende al propio Fernández Díaz -”yo hice esa investigación por encargo cuando era un periodista con muchas ganas de escribir novelas y eso se nota en el texto” describe el hoy también autor de novelas como El Puñal  o Mamá-, decidieron tanto al autor como a su editorial a reeditar el libro, que rápidamente se convirtió en un éxito de ventas.

Consultado sobre este fenómeno, que se contrapone a lo sucedido apenas un cuarto de siglo atrás, Fernández Díaz reflexiona: “Más allá de la campaña que el propio Neustadt hizo contra el libro, creo que hace 25 años la gente no quería saber nada de él justamente porque representaba la parte de la Argentina que despreciaban. Hoy, en cambio, su vida puede leerse como la historia reciente del país, como una crónica novelada con pasajes dignos de una serie de Netflix”.

Sobre ese libro, mitad biografía individual, mitad historia colectiva, hablará Fernández Díaz este lunes 18 a partir de las 21 en el Hotel Galana. La entrada es libre y gratuita, hasta agotar la capacidad del salón

Comentarios

comentarios