“Aceptamos el amor que creemos merecer” y con esa frase fui conquistada por Stephen Chbosky, el escritor de Las ventajas de ser invisible.

Su protagonista es un chico de 15 años llamado Charlie, que está a punto de ingresar a la escuela secundaria y acaba de atravesar una situación trágica: el suicidio de su mejor amigo. La historia se narra a través de cartas que Charlie le escribe a un supuesto anónimo (básicamente nos habla a nosotros, los lectores) sobre cómo se siente tener que volver a la escuela solo, sin amigos, y sin poder animarse a hablar con su familia sobre lo que sentía. La tía Helen sería la única persona con la que él se sentiría cómodo hablar, pero desgraciadamente, ella había fallecido en un accidente automovilístico cuando él era pequeño (atención con la tía Helen, personaje fundamental en la personalidad de Charlie).

 

En el día de inicio de clases, Charlie conoce a dos personas que le cambiarían la vida: Sam y Patrick, ambos hermanos. Con ellos, Charlie se inicia en el camino que lo lleva a descubrir nuevas experiencias como asistir a fiestas, tomar alcohol, probar drogas, conocer el amor y “ser infinitos” esto último relacionado con el hecho de no sentirse insignificante, de estar en la tierra por algo y que la vida vale la pena ser vivida.

 

Por otro lado y al mismo tiempo que se va dando la historia, Charlie establece una fuerte relación con su profesor de Literatura, quién lo escucha y lo aconseja  y de quién sale la gloriosa frase “aceptamos el amor que creemos merecer” (por cierto, nunca me canso de leerla por lo incuestionable que es). Además su profesor lo alienta en la escritura y lectura, y le brinda libros para que escriba ensayos y críticas una vez leídos.  Esto se ve reflejado en la escritura de la obra, donde Chbosky, a medida que pasan las cartas va dejando en manifiesto el progreso en la escritura del protagonista.

 

Las ventajas de ser invisible, está bien contada y su lectura es simple. La historia va más allá de un adolescente marginal, sino que se dedica a tratar de lleno sus sentimientos, vivencias e inclusión en una sociedad y mundo totalmente novedoso para el protagonista.

Comentarios

comentarios