El periodista y escritor estadounidense Tom Wolfe, considerado uno de los creadores del nuevo periodismo y autor de emblemáticas obras de ficción como La hoguera de las vanidades, murió ayer en Manhattan a los 87 años, según informó la Agencia estatal Télam.

Wolfe saltó a la fama como periodista en los años 60 y 70, junto a otros como Truman Capote y Norman Mailer, quienes contribuyeron a la creación de la corriente narrativa que se conoce como “nuevo periodismo”.

Télam recordó que, dentro de esa corriente -que contaba la realidad desde la riqueza de la literatura, con técnicas narrativas propias de la ficción pero respetando con rigor los hechos– Wolfe elaboró reportajes que parecían novelas, interviniendo en la acción que relataba, algo insólito para la época.

Entre sus obras de no ficción figuran Ponche de ácido lisérgico, La Banda de la Casa de la Bomba y otras crónicas de la Era Pop y El nuevo periodismo, entre otros.

Había nacido en Richmond, Virginia, en 1931. Estudió literatura y periodismo en la Universidad Washington y su carrera periodística inició en los diarios The Washington Post, el Enquirer y el New York Herald, donde se desempeñó como colaborador.

El autor de Todo un hombre y Soy Charlotte Simmons, entre otras novelas icónicas, falleció tras haber sido hospitalizado a raíz de una infección.

redaccion@revistaleemos.com

Comentarios

comentarios