Si hablamos de adolescentes lectores, mujeres románticas o incluso adultos semilectores, Noches Blancas es una muy buena opción.

Aprovechándose del indiscutido éxito del autor de Bajo la misma estrella y Ciudades de papel, el libro fue promocionado como “la última historia de John Green”, lo cual no es ni falso ni del todo cierto. Y es que si bien Green hace su aporte, también hay otras dos historias escritas por Maureen Johnson y Lauren Myracle, autores que también gozan de gran prestigio entre los lectores juveniles.

La selección de escritores, sumada al hecho de que el libro cuenta “tres historias de amor inolvidables” -al menos eso dice en su etapa- y que está ambientado en una de las fiestas más comerciales de los últimos tiempos, la Navidad, hace pensar en una propuesta excesivamente oportunista.

Sin embargo, el resultado no es malo. Así opinó Agustina, mi conejillo de indias. “Pensé que iba a terminar vomitando arcoíris pero no –me dijo cuando lo terminó, un poco sorprendida-. Las historias son amenas, no son excesivamente empalagosas y los personajes están bien construidos. Además hay situaciones que aparecen en una historia pero también inciden en las otras y es divertido detectarlas. Me gustó”.

En otras palabras… ¡es un buen regalo!

Comentarios

comentarios