Luego de que el año pasado se realizara en modalidad virtual, este año la Feria de Editores Independientes se llevará a cabo de manera presencial en la Ciudad de Buenos Aires -en Calle Perón frente a la Plaza Parque de la Estación- pero también tendrá algunos componentes que permanecerán en la virtualidad y es la carta que tenemos quienes no vivimos en CABA y que ya habíamos tomado el gustito de tener acceso a la agenda cultural de otras latitudes.

El objetivo es dar difusión a las editoriales independientes y este año más que nunca, y en especial a aquellas tendencias ecológicas, atendiendo a la grave crisis climática que atravesamos y de la cual la industria del papel suele ser un eje importante.

De esta manera, la FED crece año a año: comenzó en 2013 con la participación de 15 sellos editoriales y en 2017 ya contaba con más de 140. El año pasado, debido a las restricciones a la circulación que dominaron gran parte de la vida cotidiana, el evento se realizó de manera remota y las 156 editoriales participantes pudieron mostrar su catálogo a través de diferentes plataformas y redes sociales en una modalidad “virtual y pandémica”.

En 2021, en cambio, y dado el entusiasmo que todas las organizaciones de eventos están mostrando por el cese de algunas medidas de precaución sanitaria, la Feria volverá a tener su agenda principal del 1 al 3 de octubre en las calles pero también habrá diferentes actividades abiertas y gratuitas a través del canal de YouTube de la FED, que puede visitarse en este enlace.

Allí podrán verse en estreno varias entrevistas, charlas, disertaciones y propuestas organizadas por las diferentes editoriales con los más diversos temas de debate.

Además, a través de la web de Céspedes Libros podrán adquirirse numerosos títulos –es una ocasión clave para consultar y aprovechar las rarezas y joyitas que suelen tener tiradas pequeñas y que tal vez no lleguen a las librerías de Mar del Plata– y durante los tres días que dura el evento el envío será gratuito y llegará con algunos regalos. Este es el enlace donde puede consultarse el catálogo completo.

Entonces, y más allá de que muchos encuentros comienzan a realizarse de manera presencial, al parecer no será necesario que quienes no vivimos en la ciudad de la furia (o por lo menos en la más conocida) nos despidamos del todo de la posibilidad de disfrutar de algunos de los beneficios y la propuesta cultural que tiene lugar en otras partes del país y del mundo.

Comentarios

comentarios