En el marco de un extenso debate que tiene lugar en nuestro país (y en gran parte del mundo occidental) respecto de los derechos y libertades de las mujeres y las históricas limitaciones que encontramos para el desarrollo personal, el gobierno de nuestra propia vida y las decisiones sobre nuestro cuerpo, por mencionar algunas, aparecen un sinnúmero de voces que buscan repensar y deconstruir los discursos que han posibilitado y sustentado el sistema patriarcal desde tiempos inmemoriales.

En este contexto, el sello editor Penguin Random House publicó Que la ciencia te acompañe a luchar por tus derechos, de  Agostina Mileo. Ella es una de las referentes de Economía Femini(s)ta, la  organización que nació en mayo de 2015 con el objetivo de “visibilizar la desigualdad de género a través de la difusión de datos, estadísticas, contenidos académicos y producción original orientadas a todo público”, según definen en su sitio web http://economiafeminita.com.

Mileo es  Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Comunicación Científica, Médica y Ambiental y actualmente se encuentra cursando un doctorado en Historia y Epistemología de la Ciencia. “Credenciales” no le faltan para debatir y poner en cuestión el discurso científico que durante siglos ha sido útil para justificar ciertos posicionamientos políticos y formas de opresión.

Y esto es lo que propone en su primer libro la joven autora: deconstruir el sentido de lo científico y sus intenciones y miradas, visibilizando el alto componente machista en aquello que consideramos objetivo y universal.  Para ello analiza diferentes estudios y teorías consideradas prestigiosas en el campo de lo científico y que para desarrollarse han partido de miradas cargadas de prejuicios, donde el sujeto sobre el cual se piensan es claramente varón, blanco y occidental.

A lo largo de estas páginas, Mileo deja en claro que la ciencia es un tipo de discurso, “una construcción cultural legitimada” cuyo papel es doble: reflejar la concepción del mundo y construir la concepción del mundo.

Con sentido del humor, con ejemplos y análisis, con propuestas de debate y preguntas abiertas, Que la ciencia te acompañe a luchar por tus derechos es una invitación a pensar y pensar de nuevo, a desarmar y sospechar de todo eso que en general usamos como argumento y que muchas veces se pretende fijar como verdad única e incuestionable que es el discurso científico.

@trianakossmann

Comentarios

comentarios