Más de 1.000 libros fueron intercambiados durante las jornadas “Construyamos una pila de libros”, realizada entre el 23 y el 28 de abril en la Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo Social.

Durante la actividad, cada persona debía contribuir con un libro en buen estado de su propia biblioteca para poder llevarse otro. A medida que llegaban, los libros eran clasificados por la Bibliotecaria de la Unidad Académica.

Según informaron los organizadores, todavía quedan ejemplares a disposiciones para quienes deseen llevarse uno de su agrado, hasta el viernes inclusive. Aquellos  libros que queden tendrán como destino las bibliotecas barriales de la ciudad.

Paula Mantero, vicedecana señaló: “el sábado fue una fiesta ya que tanto estudiantes como docentes, personas graduadas, vecinos y vecinas visitaron el 4º piso y cada cual se llevo un libro de su interés” . 

La propuesta se realizó en el marco del “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor” establecido por UNESCO en 1995, como el 23 de abril día simbólico para la literatura mundial, ya que ese día en 1616 fallecieron Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega.

Comentarios

comentarios