Se acerca la Navidad y sabés que en tu mesa se sentarán niñas y niños. Tenés que hacerles un regalo pero no querés caer en ropa, juguetes o artículos electrónicos. Querés un regalo les estimule la imaginación y les enriquezca el mundo interior. Que los llene de colores, de emociones.

Querés regalarles un libro. Pero no sabés cuál. La literatura infantil y juvenil no es el género que más leés.

Revista Leemos sale en tu ayuda y te presentamos un par de propuestas que no solo harán las delicias de las y los homenajeados sino que serán la envidia del propio Papá Noel:

Para los más peques

Algo a tener en cuenta es que en la primera infancia las lecturas involucran tanto a niñas y niños como a las personas adultas que los acompañan en su primera incursión por el mundo de los libros. Es decir que las propuesta tienen el doble desafío de ser atractivas para ambos.

En este universo, los grandes protagonistas son los libros con ayudita: historias que abordan situaciones habituales en la infancia, a veces conflictivas, y que se abordan de manera entretenida y didáctica.

La vaca creada por Agustina Lynch y Diego Barletta atraviesa situaciones similares a las de niñas y niños.

La colección de La Vaca – editorial El Ateneo– es una excelente opción: escrita por Agustina Lynch, con ilustraciones de Diego Barletta y prólogos de Maritchu Seitún, suele atrapar a niñas y niños al tiempo que acompaña a las familias a transitar escollos habituales en la niñez, como pueden ser las pataletas (La vaca se empaca), el rechazo a nuevas comidas (La vaca y la espinaca) o la dificultad para conciliar el sueño (La vaca y su hamaca).

Federico y Anita son otros dos clásicos que no fallan: escritas por Graciela Montes, con ilustraciones de Claudia Legnazzi en el primer caso y de –Federico y Elena Torres en el segundo.

A través de estos dos entrañables personajes, Montes va relatando situaciones habituales en la infancia como aprender a contar o los diferentes colores, dominar los movimientos del cuerpo o jugar. También ir a la playa, tener una hermanita o hermanito o ir a la escuela.

Voy al baño está pensado para acompañar a las familias en el proceso de abandono de los pañales.

En la misma línea pueden mencionarse Voy al baño, de Carolina Mora con ilustraciones de Loly Acuña -editorial El Ateneo– o la colección El Lobo -editorial Azou– de las francesas Orianne Lallemand y Éléonore Thuillier.

Niñas, niños y preadolescentes

Con la alfabetización, un universo se abre para niñas, niños y preadolescentes. La oferta es variadísima, tanto en géneros como en extensión y precios. Compartimos dos opciones populares actualmente: los diarios de Pilar y las colecciones de Lyna y Daniel.

Pilar viajar por el mundo. Y con ella, sus lectoras y lectores.

Pilar es una nena curiosa, inquieta y valiente, que siempre está en busca de nuevas aventuras. Junto a su mejor amigo Breno y su gato Samba, Pilar viaja en su hamaca mágica a lugares exóticos y extraños como África, Egipto, China, Grecia o El Amazonas.

La colección, creada por la brasileña Flávia Lins e Silva, es publicada en castellano por VR Editoras con ilustraciones de Joana Penna y ya ha llevado a recorrer el mundo a miles de lectores y lectoras tan inquietas como la protagonista.

Una familia anormal, una de las propuesta más populares para niñas y niños lectores.

El denominado team anormal sigue ganando lectoras y lectores. Y junto con ellos, nuevas propuestas que van desde libros para colorear hasta nuevas aventuras protagonizadas por Lyna, Meli, la abuela Rita, el Sr. Pato o Dani.

Los creadores de esta original familia son Lyna Vallejos -youtuber y gamer argentina que reúne más de 10 millones de suscriptores entre todos sus canales y lidera las búsquedas de Google Trends y Social Blade- y su marido Daniel Morro, también gamer y youtuber.

La colección Una familia anormal cuenta con varias historias, entre las que se cuentan Unas vacaciones muy extrañas, El misterio de la hechicera o En busca del tesoro de Minuca. Además, Dani tiene su propia aventura en el libro Un vecino anormal. También hay libros para colorear y con stickers.

Hasta aquí, algunas propuestas para niñas y niños. Por supuesto, se trata de una pequeña muestra del amplísimo universo de la literatura infantil. Lo importante es recordar que siempre hay un libro esperándonos. Tengamos la edad que tengamos.

Comentarios

comentarios