Fui a la última Feria del Libro de Buenos Aires decidida a gastarme en libros todo el dinero que había recaudado en mi último cumpleaños. La selección debía ser meticulosa: si bien había juntado una linda suma, no era suficiente para todos los títulos que tenía en mente. Ninguna cifra lo es, a decir verdad.

En realidad, The Raven Boys (en su versión en castellano, La profecía del cuervo, de Maggie Stiefvater) no estaba en mi lista. Pero el libro me atrajo de manera irresistible. Estaba apoyado en un atril, con las luces blancas apuntando directamente hacia el fascinante pájaro negro que ilustra la tapa. Lo tomé para hojearlo, todavía no muy convencida, cuando mis ojos volaron hacia la frase destacada de la  contratapa: “Matarás a tu amor verdadero”.  Entonces sí, estaba decidido: tenía que comprarlo.

La trama

Fue así que conocí a Blue, una joven  que viene de una familia particular: todas las mujeres son videntes. Todas menos ella, que solo puede amplificar los dones de las demás pero no tener visiones.

Todas las adivinadoras le han leído el futuro y todas concordaron en lo mismo: el día en que bese a su amor verdadero, éste morirá. Terrible profecía que, sin embargo, tiene un costado positivo: Blue es una escéptica en cuanto al amor –probablemente como consecuencia de haber sido abandonada por su padre desde pequeña- y nunca ha besado a nadie en toda su vida.

Todos los años, en la noche de San Marcos, Blue acompaña a su madre hasta una iglesia alejada donde la vidente “ve” los espíritus de las personas que morirán en los próximos doce meses. Blue nunca ve nada, solo escuha a a su madre hablar con los fantasmas y la ayuda a anotar sus nombres para luego poder avisarles de su inminente defunción.

Sin embargo, ese año en particular Blue ve a un chico: lindo, rubio, vestido con un jersey con un cuervo bordado. Es el uniforme de la academia Aglinoby, cuyos alumnos son conocidos como “los chicos del cuervo” . En general son engreídos, insolentes, peligrosos y asquerosamente ricos. Blue pregunta a su tía Neeve por qué ha sido capaz de ver a ese muchacho. La respuesta la sorprende: “O es tu amor verdadero, o eres su asesina”.

Mi opinión

Es una novela atrapante, que incluye una historia de amor pero también aventura e intriga.  Los personajes son divertidos e, incluso aquellos que son algo estereotipados, tienen una cuota de diversidad que permite que el lector o lectora se encariñe. Cada uno tiene algunas características extrañas que, por lo menos a mi parecer, fueron agregadas adrede para agregar intriga a la trama.

La traducción es muy buena, no es complicado de llevar y cada página lleva a la otra con muchísima facilidad. De hecho, es uno de esos libros en los que uno dice “termino este capítulo y lo dejo”… y media hora después vuelve a decir lo mismo.

Saga y película

Un detalle a tener en cuenta (y que yo no conocía al hacer mi compra) es que “The raven boys” es una saga que consta de cuatro libros.  Al primer título se le suman Los saqueadores de sueños, El tercer durmiente y The Raven King.

Este dato tiene un costado bueno y otro malo. El bueno es que tenemos lectura garantizada durante bastante tiempo. Lo malo es que el último tiempo no ha sido publicado hasta el momento el momento en castellano y algunos comentarios indicaban que SM no tenía pensado concretar esa edición.

Quizás la anunciada cesión de derechos a la productora New Line, que llevaría la historia a la gran pantalla, convenza a la editorial de la conveniencia de completar la saga.

Pero más allá de lo anterior lo que puedo decir es que “The raven boys” garantiza una lectura entretenida, dinámica y divertida. Y que no me arrepiento de haberlo incluido en mi lista de cumpleaños, sino  todo lo contrario.

Comentarios

comentarios