La escritora chilena, Isabel Allende, publicó en 2015 la novela El amante japonés, editada por el sello Plaza & Janés. Se trata del vigésimo primer libro de esta autora que año a año cosecha lectores en todo el mundo.

La obra se estructura alrededor de la historia de dos mujeres que llegan a Estados Unidos huyendo de la pobreza y la guerra en Europa. Quien lee podrá enlazar ambas historias avanzando entre los silencios y las complicidades de una correspondencia que va develándose poco a poco, manteniendo un ritmo constante.

Irina, es una chica moldava  que comienza  a trabajar en una residencia de ancianos y de a poco se va granjeando el cariño de todos,  especialmente el de Alma Belasco, una mujer de 80 años que atesora abundantes y suculentos secretos familiares desde que sus padres, ricos judíos polacos, la enviaron con sus tíos americanos al desatarse la Segunda Guerra Mundial.

Alma irá descubriendo a Irina y a su nieto Seth una vida que parecía plena y de lujo, pero en la que ella también tenía un amante, uno de esos que nada tiene que ver con el dinero ni los convencionalismos sociales. En tanto, Irina, con la ayuda de ambos, irá haciendo frente a sus traumas y consiguiendo poco a poco aquello que siempre había deseado.

En esta novela la autora narra una historia a través de las distintas épocas y lugares, deslizándose sin hacer ruido por algunos temas escabrosos como el sida, la droga, la pornografía infantil y los campos de concentración.  Sin embargo, el tema central de esta novela es uno que ya hemos explorado en otros (cientos, miles… ): el amor imposible entre dos personas de clases sociales y de culturas diferentes, que sobrevive a todos los obstáculos.

Irinia y Seth descubren las cartas que Ichimei, el  amante japonés, le ha enviado a Alma durante varios años y así se va revelando el carácter de la relación que los unía.

Contar más sería convertir esta reseña en un “spoiler”, pero lectores y lectoras pueden estar seguros de que está todo el estilo allendista en esta novela y no por nada este libro llegó a estar en el top ten de los más vendidos de habla hispana. Ideal para amantes de la novela histórica, pero sobre todo para amantes del amor que todo lo puede.

Comentarios

comentarios