“Dicen que en el ojo del huracán la calma es absoluta y el tiempo se detiene. Me siento como si estuviera ahí adentro. El mundo se desmorona a mi alrededor”.

En una Italia en la que el aborto es legal desde hace casi cuarenta años, Perla –una adolescente de 16 años-  sufre síntomas de lo que ella misma denomina como “síndrome de estrés post traumático” tras hacerse un test y descubrir que está embarazada.

La italiana Analissa Strada dedica su novela, publicado en Argentina por el grupo editorial Norma –en su colección Zona Libre– a “todos aquellos que tropiezan… por darse demasiada prisa”.

Ese es, precisamente, el caso de Perla, la joven y atribulada protagonista de esta novela galardonada en Italia con el premio Andersen 2014 al “mejor libro para jóvenes” y que se presenta como material de lectura altamente recomendable en esta Argentina en pleno debate por el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Porque a pesar de que no deberá arriesgar su vida sometiéndose a un aborto clandestino en caso de no querer seguir con su embarazo, cuando Perla ve, junto a su amiga Allegra, las temidas “líneas rosas” siente que su mundo se desmorona. En su cabeza hay más preguntas qué respuestas: ¿qué la llevó a acostarse con César, quién ni siquiera era su novio?  ¿Por qué no se cuidó? ¿Cuáles son sus opciones? ¿Qué pensarán sus padres? Y lo que es todavía más importante: ¿qué quiere?

En su relato, Strada nos hace seguir a Perla en cada una de sus decisiones tras el traumático descubrimiento: desde la primera visita al médico –un ginecólogo que la atenderá de manera gratuita en un centro de salud público y le dirá cuánto tiempo tiene para decidir- hasta la temida conversación con sus padres o la reacción de César cuando se entera que “dio en el blanco”.

También nos hará testigos de sus dudas, sus reflexiones, sus enojos y sus tristezas.  Pero por sobre todas las cosas nos  hará revalorizar la importancia de los lazos afectivos –familiares y filiales- en los momentos claves de nuestras vidas, así como el dolor que causan ciertos abandonos.

Escrito con humor pero sin esquivar los tramos más dolorosos de la historia que relata, Una delgada línea rosa es un libro profundo y comprometido, que ayuda a reflexionar sobre temas como la sexualidad en la adoescencia, el rol de las instituciones –partiendo por la familia- en un tema de salud pública y el derecho de las mujeres a decidir.

@limayameztoy

Comentarios

comentarios