Cada 7 de junio -fecha de publicación del primer número de La Gazeta de Buenos Ayres, el periódico de Mariano Moreno- se celebra en Argentina el Día de las y los Periodistas, un oficio que históricamente fascinó a innumerables escritores y escritoras, al punto de convertirlos en protagonistas de un buen número de obras, tanto de ficción como de no ficción.

Como quienes hacemos Revista Leemos no dejamos de formar parte de este colectivo, junto a Libros de la Arena decidimos rendir homenaje a nuestros colegas -actuales e históricos- con una selección de libros en los que el foco ya no está puesto en las noticias sino en quienes las generan, día a día.

Con ustedes, nuestra selección de libros:

El mar interior, de Matías Capelli -editorial Sigilo-.

En esta novela, merecedora del premio del Fondo Nacional de las Artes 2019, el oficio de Mariano Moreno nos llega en versión actualizada de la mano de Milton, un periodista argentino ocasionalmente instalado en Amsterdam con su novia, una música que ha sido becada en un renombrado conservatorio.

Mientras ella pasa los días afuera, él ocupa su tiempo con pequeñas rutinas: se ocupa obsesivamente de las tareas domésticas, cuida una planta gigante con la que están obligados a convivir, practica natación varias veces por semana y pedalea por la ciudad mientras observa -aquí es donde aparece su naturaleza periodística- el nuevo mundo que los rodea. 

Todo esto se presenta como una especie de estrategia dilatoria para enfrentar un problema urgente: conseguir trabajo, tarea que se ve dificultada por cierta reticencia de los medios argentinos en pagar por sus artículos y sus dificultades idiomáticas para insertarse no solo social sino laboralmente en los Países Bajos.

Se trata de una novela breve pero atrapante en la que Capelli apela a sus habilidades de narrador y de cronista para trabajar sobre la experiencia propia -vivió en los Países Bajos entre 2013 y 2016- logrando una novela que destaca por su sentido del humor y su capacidad para adentrarse en la intimidad de las pequeñas cosas.

Matías Capelli nació en Buenos Aires en 1982. Es autor de Frío en Alaska (Eterna Cadencia, 2008), Trampa de luz (Eterna Cadencia, 2011) y Familia política (Libros de Mentira, 2018). Algunos de sus relatos han sido traducidos al inglés, francés, alemán y hebreo. Lleva más de quince años escribiendo crónicas, ensayos y artículos de actualidad y crítica cultural, algunos de los cuales pueden leerse en emecapelli.com.

No pidas nada, de Reynaldo Sietecase -editorial Alfaguara-.

La segunda novela escrita y protagonizada por periodistas de esta selección pertenece a Reynaldo Sietecase y está dividida en dos tramas.

Por un lado nos encontramos con el Tano Gentilli, experimentado periodista de investigación del semanario Zona Cero que descubre que las muertes de varios militares acusados de participar en la represión durante la última dictadura están relacionadas y fueron inducidas. El hallazgo de dos represores que lograron sobrevivir refugiándose en Brasil lleva al Tano a ir en busca de la verdad allí donde se encuentra: viaja a Río de Janeiro y decide infiltrarse, junto con una colega, en una de las favelas más populosas y peligrosas de la ciudad. 

Por otra parte, en Buenos Aires, el abogado Mariano Márquez recibe la visita de una diputada que le pide investigar al general Martín Belziuk, acusado de asesinar a sus padres. No hay pruebas suficientes para condenar al militar, pero esa es una frontera que Márquez está acostumbrado a cruzar.

Combinando realidad y ficción, Sietecase entrecruza estas dos tramas para construir un thriller que logra abordar, también simultáneamente, el pasado reciente de la historia latinoamericana y reflexionar sobre las relaciones entre el poder, el periodismo y la justicia.

Errantes, de Florencia Etcheves -editorial Planeta-.

En su cuarta novela, la autora de Cornelia -libro que fue llevado al cine por Alejandro Montiel bajo el nombre de Perdida– nos presenta una serie de hechos aparentemente aislados pero con un denominador común: un cascabel prendido de una cinta negra.

El puzle incluye desde elementos menores, como una vieja foto en medio de un montón de papeles revueltos o un dije guardado en una caja, hasta hechos sangrientos como tres suicidios con veneno para ratas de tres adolescentes y el asesinato despiadado de una trabajadora sexual en una pensión de Devoto. Episodios sueltos pero que presentan un detalle en común: un cascabel prendido de una cinta negra.

La periodista Carmen Hidalgo arrastra a su productor televisivo e impulsa a un seductor fiscal a acelerar la investigación. Mientras tiran de los hilos de esta enredada madeja, desaparecen la madre de Carmen, una ciega, una muchacha embarazada y un niño. 

El motel del voyeur, de Gay Talese -Editorial Alfaguara.

Poco antes de la publicación de La mujer de tu prójimo, en 1981, su autor, el periodista y escritor Gay Talese, recibió una carta de un misterioso hombre de Colorado que le hacía partícipe de un secreto sorprendente: había comprado un hotel para dar rienda suelta a sus deseos de voyeur. Para ello, había instalado una plataforma de observación en los conductos del establecimiento.

Talese viajó entonces a Colorado, donde conoció a Gerald Foos y pudo comprobar la veracidad de la historia. Además, tuvo acceso a algunos de los muchos diarios del voyeurista: un registro secreto sobre el cambio producido en las costumbres sociales y sexuales de su país. Pero toda esta historia tenía, además, un costado oscuro: Foos había sido también testigo de un asesinato -hoy sería caratulado como femicidio- y no lo había denunciado.

Treinta y seis años después de aquel suceso, Foos está listo para hacer pública su historia y Talese para contarla. Así surge El motel del voyeur, que no solo es la versión en novela de aquellos diarios sino también una profunda reflexión sobre la condición humana, la vida en sociedad y los límites éticos del periodismo.

Todos los de Hunter S. Thompson, el padre del periodismo gonzo -editoriales varias-.

Cerramos esta lista de recomendaciones con el icónico Hunter S. Thompson, considerado el creador del llamado periodismo gonzo, subgénero del nuevo periodismo en el que el autor es protagonista de sus narraciones, que oscilan entre la realidad y la ficción.

Nacido en Kentucky en 1937, el nombre de Hunter se hizo conocido en 1971 tras la publicación de su libro Miedo y asco en Las Vegas, libro que sería llevado al cine por Terry Gilliam en 1998, con el papel protagónico a cargo de un brillante Johnny Deep.

Al igual que los escritores William Burroughs o Charles Bukowski, Thompson usó su cuerpo como un laboratorio y se puso al servicio de las historias que iba a contar. Combinada con un innegable talento como cronista y narrador, esta forma de vida lo convirtió rápidamente en uno de los periodistas estrella de medios como Rolling Stone, The Nation o Playboy. 

Autor prolífico, Thompson -quien se suicidó en 2005 de un disparo- dejó una amplia producción bibliográfica. Entre los libros de su autoría que pueden conseguirse en librerías traducidos al castellano pueden mencionarse La maldición de lono y El último dinosaurio, además del ya mencionado Miedo y asco…

Pero como corresponde a una figura icónica como la suya, también se han escrito numerosos libros que lo tienen a él como protagonista. Entre ellos cabe mencionar Antigua sabiduría gonzo, una selección de entrevistas a través de las cuales se logra armar un retrato fiel, o lo más fiel posible, de su personalidad y su trayectoria. También puede conocerse más sobre su figura a través de Hunter, la vida salvaje de H.S. Thompson, de E. Jean Carroll -editado por Tusquets-.

Y con estos títulos cerramos nuestra lista de libros con los que rendimos un humilde homenaje a todos esos hombres y mujeres que, generalmente de manera sacrificada, con medios escasos y sueldos aún más reducidos, deciden ejercer un oficio fundamental para la vida en democracia.

@revistaleemos

Comentarios

comentarios