Matías Moscardi y Andrés Gallina acaban de publicar la Guía Maravillosa de la Costa Atlántica, lo que podría catalogarse como una guía de viajes contada desde la mirada del deslumbramiento, la admiración. Una admiración efusiva por los personajes, los objetos y las situaciones que se dan en la temporada de verano, especialmente, en los pueblos y ciudades bonaerenses que dan al Mar Argentino.

Ambos autores ya habían escrito y publicado antes de manera conjunta el Diccionario de Separación, de Amor a Zombie junto a Eterna Cadencia y en este nuevo libro, que edita Penguin Random House, describen diferentes aspectos cotidianos de la vida y las vacaciones en la Costa Atlántica con un tono poético, donde el asombro y el movimiento de extrañamiento vuelven el texto una oda al mar y los encantos costeros.

“El proceso de escritura de la Guía Maravillosa fue bastante largo”, cuentan a Revista Leemos los autores y explican que, “en un primer momento, queríamos escribir un libro sobre el mar, sobre el paisaje marino pero rápidamente nos sobrepasó esa exigencia. El tema era muy enorme”.

Decidieron que se trataba de otra cosa cuando, luego de un primer balance del material, notaron que lo que aparecía era la Costa Atlántica argentina. “Ahí fue que se nos ocurrió emular una guía turística pero en clave afectiva, una guía extraviada en lo sensible, en las sensaciones, sobrepasada por las emociones y el entusiasmo, desorientada por los estímulos”, enumera Matías Moscardi, autor también de Las Palabras (Letra Sudaca), entre otros.

Moscardi es marplatense y Gallina es oriundo de Miramar. Sus vidas y su experiencia están mediadas por el mar y la cotidianidad costera, por eso en este trabajo tuvieron las herramientas para explorar diferentes tonos que conviven en el libro, y que según sus palabras aparecen “por momentos un tono más poético, más inspirado; por otros un tono más naif, asociado a lo kitsch y lo bizarro; por momentos un tono más invernal, melancólico; y por otros, un tono más veraniego, luminoso y eufórico”.

El libro, al ser una guía, cuenta con mucha información, no sólo sobre la actualidad de la Costa y sus poblaciones, sino también parte de la historia y datos curiosos que ayudan a pararse en ese lugar del deslumbramiento que los autores proponen. “Hay mucha data. Pero a la vez la información ingresa siempre con el filtro de la poesía. La poesía es el tamiz de todos los elementos que aparecen en el libro. La mirada maravillada es la que organiza la información”. Y es que, tal y como lo entienden los autores, “la información, para el narrador-guía de este libro, es siempre asombrosa, increíble. Y en eso hay algo del espíritu infantil, porque las infancias son capaces de asombrarse de todo”.

Si se intenta definir este libro por la negativa, la clave es que “no busca hacer de la costa un museo. Lo que guía la guía es, por el contrario, esa precipitación del entusiasmo que quiere ver todo al mismo tiempo y, por eso, todo lo funde al calor de su excitación. Transmitir la emoción del recorrido, antes que la información: de eso se trata”, continúa Moscardi.

La Guía... está dividida en secciones que aglutinan aquello que, en general, se presenta cotidiano pero que aquí resulta fascinante: Maravillas naturales, Animales fabulosos, Artículos de playa, Vehículos extraordinarios, Personajes fantásticos, son algunas de las categorías a través de las cuales se invita a admirarlo todo con ojos nuevos. Moscardi lo define como “una oda a la costa atlántica, una especie de canto de alabanza”.

El mar está en este libro, como en la vida costera: omnipresente, ineludible. “Algo muy loco que sucede cuando vivís cerca del mar es que nunca te cansás de verlo. Y no solo eso. Cuando prestás atención, siempre aparece algún brillo que antes no habías visto, un color raro, una ola que hace algo extraño, un movimiento de marea. Nuestra relación con el mar es pasional, amorosa. Y esto se nota mucho en el libro porque la Guía maravillosa es un libro de amor por la Costa Atlántica, subraya.

“De alguna manera, en definitiva la Guía terminó siendo un libro sobre el mar. Ese primer libro que queríamos escribir no se perdió. Simplemente cambió de lugar: está en un segundo plano. El mar es como un personaje que tienen en común todos los personajes y objetos del libro. Es el hilo conductor que todo lo une. En cada entrada reaparece de alguna manera. El mar es el fantasma que todo lo amiga, concluye Moscardi.

Para quienes vivimos a sus orillas y somos conscientes de la influencia de su ánimo en el nuestro, esta Guía Maravillosa es un recordatorio de lo extraordinario, lo superlativo que atraviesa nuestra vida cotidiana y, aunque puede mediar algo de costumbre, siempre resulta convocante y movilizador.

Para las personas que vienen de paseo con frecuencia, que eligen la Costa para descansar, que pudieron asomarse alguna vez o que lo anhelan, el libro es, en esencia, una actualización de la magia que simplemente sucede cuando se tiene de vecino a este irreverente.

@trianakossmann

Comentarios

comentarios