Atrás quedaron las historias en donde las mujeres necesitaban que un buen hombre las rescatase o asistiera. Porque, pobrecitas, al parecer solas no podían ni salir de su casa. Por suerte, hoy en día la literatura cambió. Evolucionó con las ideas y pensamientos de las y los jóvenes que, poco a poco, están moldeando al mundo. En los libros juveniles nos encontramos con protagonistas femeninas que se encuentran dispuestas a todo, que toman las riendas de sus propias vidas sin temor, aceptando que pueden equivocarse, pero decididas a no perder la batalla y seguir intentándolo.

Mujeres jóvenes que alzan su voz y dan pelea por aquello que consideran justo, que no necesitan una pareja, ya sea hombre o mujer, para lograr sus metas. Que pueden estar acompañadas pero saben valerse por sí solas. En esta nota les voy a presentar a seis jóvenes que les van a volar la cabeza, y van a querer salir corriendo a leer sus historias.

Zafira – “A la caza del fuego”, de Hafsah Faizal (Hidra)

Zafira vive en uno de los califatos del reino de Arawiya, que tiene muchas similitudes con Arabia. Cada califato tiene una maldición, en el que vive ella la gente está muriendo de hambre y nadie hace algo al respecto. Nadie salvo el cazador que se adentra en el oscuro y maldito bosque de Arz para cazar animales. En realidad, el cazador es Zafira, pero debe disfrazarse de hombre porque en su cultura no está bien visto que las mujeres se dediquen a la caza o que, para el caso, hagan algo de sus vidas.

Zafira desafía todas las leyes de su comunidad por lo que cree que es correcto. Es una mujer fuerte y con determinación, que no le importa ser distinta a las demás. Es un personaje complejo y profundo, que es capaz de ir en contra del mismísimo Sultán aunque quizá le cueste la vida.

Eelyn – “Después del deshielo”, de Adrienne Young (Puck)

En esta historia nos encontramos con un mundo muy parecido al de la serie “Vikingos”, pero con algún que otro componente fantástico. Habiendo leído esto, seguro ya se imaginan que Eelyn debe ser TREMENDA protagonista. Y así es.

Una joven de diecisiete años que fue criada como guerrera del clan Aska y lucha ferozmente al lado de todos los miembros de su clan. Una joven brutal, despiadada, pero con una pasión capaz de derretir cualquier glacial.

Eelyn crece en un ambiente en donde hay que odiar y matar al clan rival, Riki, y no se lo cuestiona, es su deber. Pero las vueltas del destino hacen que tenga que pasar un tiempo en una de las aldeas enemigas, y entonces empieza a notar que esas personas que tanto desprecia son muy parecidas a su familia, y que quizá lo que ella consideraba correcto no lo es.

El crecimiento de este personaje es asombroso, sus pensamientos y reflexiones en torno a lo que creía y cómo esto va cambiando a medida que avanza la historia, nos hace darnos cuenta que estamos frente a una joven madura, sincera y de buen corazón, que al mismo tiempo no deja de ser temible y capaz de arrancarte un ojo.

Chloe – “Aquelarre”, de Lizzie Fry (Minotauro)

Imaginemos un mundo en donde la magia existe y se transmite de madres a hijas. Estas brujas practican sus dones de forma pacífica, hasta que asume al poder un nuevo presidente. Un ser cruel y déspota que manda a encerrar a todas las mujeres por su propio bien. Porque ser una bruja, ser una mujer, es casi un delito criminal.

Este es el mundo donde vive Chloe, más precisamente en Estados Unidos, en donde la tiranía de este nuevo gobernante está llegando a límites impensados para la sociedad y las mujeres temen por su vida.

Chloe es lo que se conoce como una bruja elemental, son las más poderosas, y al parecer esta joven de diecisiete años es la más poderosa de todas y está decidida a cambiar la sociedad en la que vive. A pesar de su corta edad y de que su vida corre riesgo, Chloe da pelea, va de frente y se arriesga por todas las mujeres. Es generosa, bondadosa y de buen corazón. Con una inteligencia perspicaz y una rebeldía adolescente, Chloe es una protagonista increíble que nos demuestra que los cambios son posibles, que la igualdad se puede lograr y es a lo que todo el mundo debería apostar.

Manuela – “Lobizona”, de Romina Garber (Puck)

Manu es una inmigrante indocumentada de nacionalidad Argentina que vive en Miami. Su familia huyó de su país por los enemigos de su padre, pero ella no está muy al tanto del tema. Solo sabe que no pertenece. No pertenece a Argentina, no pertenece a Miami. No hay un lugar en donde se sienta completamente cómoda, enteramente ella. Pero, siempre hay un pero, un terrible hecho desencadena una serie de acontecimientos que hacen que Manuela descubra la verdad de su familia, la herencia mágica que lleva en la sangre y que la hace especial. El problema es que, en ese nuevo mundo fantástico que está empezando a conocer, también es una marginada.

Esta joven desplazada de su tierra, de sus raíces, está decidida a encontrar su lugar en el mundo y hacer valer sus derechos. Deberá tomar decisiones que la marcarán como persona, pero está dispuesta a empujar los límites que la encierran, romper con las etiquetas que menosprecian a las personas y enfrentar sus mayores miedos.

Una verdadera guerrera que está a punto de cambiar las reglas del juego.

Evadne – “La canción de las hermanas”, de Rebecca Ross (Puck)

Un mundo de fantasía con toques de mitología griega es donde se desarrolla la historia de Evadne y su hermana, Halcyon. En este caso podría decir que ambas son mujeres poderosas, pero me voy a enfocar en Eva.

Halcyon es una guerrera que sirve al ejército de la Reina, lucha hombro a hombro con hombres y mujeres, mientras que Eva es lo que se puede considerar una jovencita normal, siempre se sabe qué esperar de ella… Pero están todos muy equivocados.

Cuando su hermana es acusada de asesinar al hijo de su comandante, Eva acepta cumplir cierta parte de su condena para ayudarla y descubrir qué fue lo que en verdad pasó, ya que ella sabe quién es su hermana y de lo que es capaz, o no, de hacer.

Eva demuestra una devoción hermosa por su hermana, por toda su familia. Los lazos de amor y lealtad que las unen son más fuertes que cualquier guerra, misión o romance. Lo que atrapa de esta “joven común” es que todos la encasillan en un molde, y ella cree que encaja ahí, pero cuando la situación lo amerita, es capaz de romper cualquier molde hecho a medida con tal de limpiar el nombre de una de las personas que más ama.

Fie – “La misericordia del Cuervo”, de Margaret Owen (Puck)

Los Cuervos son la casta que se encarga de los muertos que la plaga que está azotando al mundo se cobra. A pesar de ser una ayuda para la sociedad, ésta los trata con desprecio y asco.

Fie es miembro de los Cuervos y el enojo que lleva dentro, por cómo es tratada junto a sus compañeros, la está consumiendo por dentro. Así que cuando aparece la oportunidad de hacer un pacto con el Príncipe, ella acepta con la condición de que la sociedad respete y valore a los Cuervos, que es lo mínimo que se merecen, porque no son la escoria que el mundo cree.

Fie es un personaje complejo, como les comenté, es una joven con mucho enojo y es sumamente testaruda, y le cuesta poder deshacerse de esos sentimientos y pensamientos negativos. Pero, a su vez, es extremadamente leal a los suyos y no teme sacrificarse por ellos. Tiene un gran sentido de responsabilidad y está dispuesta a dar todo de ella para lograr el cambio que espera. No es perfecta, no pretende serlo, pero sí quiere dar todo lo que esté a su alcance para que los suyos no sean maltratados.

Como verán, en los libros juveniles abundan las mujeres fuertes, y no solo en lo físico, sino también en lo mental y sentimental. Jóvenes con miedos, defectos y dudas, que están creciendo, cambiando y descubriéndose. Que tratan de crear un cambio en el mundo en el que les tocó vivir. Un cambio para bien, no solo para ellas sino también para todos.

Malena Peña

Comentarios

comentarios