Un libro sobre sinergia creativa; vidas en constante colaboración con el arte incipiente de la ciudad que nunca duerme; el encuentro de dos jóvenes soñadores, Patti y Robert, quienes se convierten en la única familia del otro cuando ambos emprenden su carrera artística. 

Éramos unos niños (Lumen, 2021) es un libro de memorias sobre un vínculo que fue un poco amor, un poco amistad y mucho de algo más duradero que ambas denominaciones. Desde su encuentro fortuito en el momento más bajo de sus vidas y carreras, Patti y Robert encontraron refugio el uno en el otro. Cooperaron económicamente para alquilar un piso en común, comprar discos, decorar su espacio y asegurarse que al otro no le faltara nada para poder crear. 

“Muchas cosas se han dicho acerca de Robert,  se dirán muchas más. Los chichos adoptarán sus andares. Las chicas se pondrán vestidos blancos y llorarán la pérdida de sus rizos. Lo condenarán y lo adorarán. Censurarán o idealizarán sus excesos. Al final, la verdad se hallará en su obra, la esencia corpórea del artista. No se deteriorará. El hombre no puede juzgarla. Porque el arte alude a Dios y, en última instancia, le pertenece.”

Patti Smith es reconocida en el mundo de la música por haberse dedicado al Rock & Roll en una época en la que el género se asociaba a los hombres. Su estilo andrógino, su extravagancia al momento de vestirse, su amor a la poesía y sus inicios en el mundo de la actuación le abrieron muchas puertas para conocer influencias creativas que marcaron su camino. El libro relata desde un encuentro con Salvador Dalí, reuniones que presenciaba Janis Joplin y hasta un encuentro previo a la salida de un escenario en el que Jimmy Hendrix le da ánimos, meses antes de su trágica muerte.

Patti está llena de anécdotas, materia prima fundamental para la creación de grandes historias. Si sumamos su talento a la ecuación, obtenemos obras con el poder de transportarnos a los lugares que recorrió en forma de autobiografías con profundas reflexiones sobre los sucesos de su vida.

“Yo aspiraba a ser honesta, pero no me sentía así. ¿Por qué dedicarme a arte? ¿Para realizarme o por el arte mismo? Parecía autocomplaciente contribuir a un sector ya saturado a menos que ofreciera la iluminación.”

Patti publicó poesía y sus textos se convirtieron en canciones. Robert se especializó en artes visuales, consagrándose como fotógrafo. Su universidad, tal como lo expresa la autora, fue el Hotel Chelsea, una residencia temporal que tuvieron ambos donde convivían con numerosos artistas de mucho talento, dedicados exclusivamente al mundo de la expresión personal.

Viajes, trabajos temporarios, personas que actuaron de mecenas, caminos que tomaron entre tantas posibilidades en una ciudad llena de oportunidades. Éramos unos niños es una oda a la amistad más sincera, aquella que perdura a pesar de la distancia y el tiempo. Patti y Robert tienen caminos separados en sus vidas y sin embargo encuentran la forma de estar presentes en la vida del otro. Robert fue un pilar fundamental en la vida de Patti y esta obra es la expresión más profunda de una persona que ama a otra incondicionalmente, dedicándole sus palabras más sinceras. 

Para seguir leyendo a Patti, la Editorial Lumen publicó en español M Train (2016) y El año del mono (2020).

Melina Rubio

Comentarios

comentarios